Primer encuentro: “SINDICALISMO Y LEALTAD. Reivindicación y actualidad del movimiento sindical hacia el 17 de Octubre, día de la Lealtad Peronista”.

Siempre hubo cierta inercia al momento de ejercitar nuestra memoria histórica hacia una narrativa de vencedores con un destino inexorable que se cumple, para concluir en recordatorios de pasadas efemérides heroicas en color sepia. Hoy nos proponemos empezar algo distinto. El conocimiento del pasado -y en especial para los trabajadores- nos liga con las vivencias presentes, porque hoy y aquí radican las claves de aquellos tiempos. Si “la anatomía del hombre es la clave para la anatomía del mono” y no a la inversa; seguir el orden inverso al despliegue evolutivo de los hechos no sitúa en la densa materialidad de la historia que ahora estamos protagonizando y nos proyecta al futuro.

El miércoles 17 de octubre de 1945 por la mañana temprano la CGT, junto con otras organizaciones no federadas constituyeron el Comité Nacional de Huelga, compuesto por Silverio Pontieri, Néstor Alvarez, Juan Ugazio por la CGT, Luis Gay por USA y Angel Borlenghi por los autónomos, el que ante todo emite la instrucción de hacer abandonar el trabajo a las 17 horas.

Cierta versión edulcorada del espontaneísmo insurreccional de una clase trabajadora-supuestamente- “disponible” hipnotizada por la imagen de un líder carismático, se complementa con la subestimación no ya del sindicalismo de la década del 40 del siglo pasado y de la estatura política de Perón, sino del extenso itinerario de la conformación de una clase trabajadora nacional, como sujeto político. Una paciente urdimbre social y política que comenzó a tejerse a comienzos de la década del 60 del siglo XIX y que desembocara estruendosa en las jornadas de octubre del 45.

Hoy queremos poner en el escalón histórico que le corresponde a aquella vieja guardia sindical que comprendiendo el momento histórico asumió el compromiso y salió a hacer política, definiendo acciones, fijando objetivos; coadyuvando a la consagración plebiscitaria del liderazgo del Coronel Perón. Una VOLUNTAD MILITANTE ORGANIZADORA que sincronizó la movilización de la familia trabajadora impulsando un intento revolucionario, signado por el protagonismo POLÍTICO de la CLASE TRABAJADORA NACIONAL.

Facebooktwittermail