Va a estar bueno Buenos Aires? LOS DERECHOS (DE LA DERECHA)

Apenas ayer, el Defensor del Pueblo de la Nación firmó la Resolución 00028/08, por la cual exhorta al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la “…adopción de medidas que impliquen agilizar el actual procedimiento empleado para el otorgamiento de los turnos de evaluación de las juntas médicas, con el fin de que se expidan sin demoras los certificados de discapacidad”. Recordemos.
Apenas ayer, Mauricio y  Gabriela guitarreaban con “…la ciudad que soñamos…” (¿quiénes?); te pedían a gritos que, por favor, te conviertas en un vecino examinador, fiscalizador, auditor, monitor, celador, controlador, inspector, buchón, etc.
Apenas ayer, ellos dos (Mauricio y Gabriela) iban a tener (te juro) un “…gabinete de lujo, capacitado y honesto…», y  para rematarla y convencer al desprevenido los ibas a ver por ahí caminando, pateando la calle como si nada ya  que, te decían, “…Nuestra política de gestión será estar la mitad de tiempo en la calle, cerca de los problemas de la gente y la otra mitad en la oficina…”
En criollo: “De nuevo la chancha al barro…”
Dicen que Eduardo René (Mondino), el Defensor, se dió una vueltita por los hospitales públicos de la ciudad con la esperanza de verlos en esas cuatro o cinco horitas en las que tienen que “hacer la calle”, pero no estaban, al menos por los nosocomios no pasaron.
Con razón, se dijo Eduardo René, ahora me explico porqué la falta de administrativos y médicos para las juntas evaluadoras; porqué ni computadora tienen para cargar los datos y certificados de los vecinos con discapacidad; porqué falta un lugar digno para atenderlos y hasta el office de las enfermeras sirve para la atención; porqué los turnos se dan con seis y hasta ocho meses desde que el vecino se hace el periplo personal hasta el hospital para sacar turno, ¿por teléfono?, y…difícil hermano, el conmutador nos abandonó hace meses…y arreglarlo es todo un trámite…
Dicen que Eduardo René se esperanzó y mandó una resolución recomendando a Gabriela y Mauricio que caminen los seis hospitales que les falta patear y a la Defensora Pierini que tome cartas en el asunto. ¿Será que tomará cartas en el asunto?, se pregunta el Defensor, ¿o se habrá sumado a ese “sueño de la ciudad que queremos” (nosotros, Gabriela y Mauricio).
Estamos fritos, nuestros derechos no son los mismos derechos de la derecha y por más que soñemos y soñemos, los únicos sueños que se hacen realidad son los derechos (de la derecha). A nosotros, dicho en criollo, hace rato que Se nos paró la chancha a mear”

Firman: Ciudadanos con discapacidad de la Ciudad Autonoma de Buenos Aires

volver a principal

Facebooktwittermail