En una conferencia en radio Francia internacional, Ingrid Betancourt tomó distancia del presidente Alvaro Uribe “Chávez es un aliado extraordinario”

Otras voces, otros ámbitos. La ex candidata presidencial participó en una emisión radial en la que dirigió
un mensajes a los rehenes de las FARC. Luego dio su primera entrevista televisiva para la cadena TV5Monde

Por:Alejo Schapire Desde Paris

La ex rehén de las FARC dijo que el mandatario venezolano
“tiene la llave” para lograr la liberación de los secuestrados
e instó a Uribe y a Colombia a dejar su vocabulario “de odio”.

Con el transcurrir de los días, el discurso de Ingrid Betancourt se aleja del registro motivo y suena cada vez más a programa electoral.
El lunes, sentada en los estudios de Radio Francia Internacional (RFI) en París, en la misma silla que su familia utilizara hasta hace poco para mandarle mensajes desesperados a la selva, expuso sus propuestas para liberar a los secuestrados y destacó la importancia del venezolano Hugo Chávez en las negociaciones con las FARC. Horas más tarde, en una entrevista televisiva para TV5Monde, la ex rehén tomó mayor instancia del presidente Álvaro Uribe al declarar que no sólo la guerrilla debe “rectificarse”, sino también el mandatario colombiano y “Colombia entera” deben “rectificar ciertas cosas” y cambiar “ese vocabulario radical, extremista y de odio”. También dijo que espera la “invitación de
“Para Uribe, la crisis es
un problema de seguridad
nacional. Para mí, es un
conflicto de violencia social.”

la señora Kirchner” para visitar la Argentina. Rodeada por las cámaras de televisión de los principales canales de televisión franceses y de los corresponsales de la prensa internacional, Betancourt aseguró que para salir de la impasse actual debido a los “inamovibles” (la intransigencia de Uribe y de la guerrilla) había que mirar “otras opciones que han dado resultados”. “A mí me parece que la de Chávez es magnífica. Yo, si puedo ayudar en algo, quiero hacerlo para restablecer la amistad, la confianza entre Chávez y Uribe, porque Chávez tiene una llave que nadie más posee.”
La franco-colombiana juzgó que el jefe de Estado venezolano es un personaje clave porque su opinión cala hondo entre los guerrilleros colombianos. “Tiene la posibilidad de decirles a las FARC cosas que ellos oyen.
A las FARC no les gustó para nada cuando Chávez dijo que la lucha armada en América Latina estaba obsoleta y que ellos debían pensar en otra cosa”, indicó.
Y agregó: “Yo lo escuché en la radio y lo comentaba con todo guerrillero que pasaba por enfrente. Eso los irritaba terriblemente.
Chávez es el que ha logrado ponerlos a pensar de otra manera. Logró sacar a siete personas antes que a nosotros y probablemente pueda sacar a más. Yo creo que Chávez es un aliado extraordinario para nosotros”,
aseguró. Betancourt estimó, por otro lado, que con su liberación y la de los tres norteamericanos las FARC “tienen que darse cuenta de que perdieron la batalla”.
“Lo que tienen hoy en día es vergüenza porque todo el mundo los está señalando como torturadores, como violadores de los derechos humanos, como narcotraficantes vestidos de guerrilleros”, subrayó.
La ex candidata a la presidencia de Colombia volvió a referirse a Cristina Fernández de Kirchner al hacer un llamamiento a la solidaridad latinoamericana. Aparte de la ayuda de Chávez y de su par ecuatoriano, Rafael Correa, la ex candidata presidencial solicitó al gobierno argentino su apoyo para las marchas que se llevarán
a cabo en Colombia el 20 de julio con el fin de pedir la liberación “unilateral y sin condiciones” de todos los secuestrados que quedan en Colombia.
“Obviamente espero la solidaridad de los argentinos, con Cristina Kirchner que se ha movido por nosotros. Yo quisiera que ella también nos mande un mensaje para que esté presente simbólicamente en esa marcha”, dijo. Betancourt deslizó que iría a Buenos Aires. En cuanto a la fecha, “espero la invitación de la señora Kirchner”, precisó a Crítica de la Argentina.
Tras resaltar la importancia de Chávez en la solución del conflicto colombiano, Betancourt resolvió despegarse de Álvaro Uribe, corriéndolo por izquierda.
“Para Uribe, el final de las FARC es el restablecimiento de la paz en Colombia. Para mí, la paz de Colombia pasa por unas transformaciones sociales. Para Uribe la crisis colombiana es un problema de seguridad nacional, de conflicto, que produce injusticia social o conflicto social. Para mí es un conflicto de violencia social el que produce inseguridad”, puntualizó.
“Hay mucha juventud en Colombia buscando una oportunidad de vida donde puedan mirarse a la cara y sentir que son alguien respetable y que merecen la posibilidad de tener plata sin ser bandidos. Esa opción no se las hemos dado –expresó–. O son jóvenes con plata y son bandidos,

Betancourt deslizó que
espera “la invitación de
la señora Kirchner” para
venir a la Argentina.

o son jóvenes sin plata pidiendo limosna en los semáforos. Y la juventud prefiere tener un arma, correr por la selva y sentirse Rambo”, concluyó. Interrogada acerca de si planeaba un programa político de cara a las elecciones de 2010, prefirió esquivar la pregunta, y tampoco quiso comentar la encuesta según la cual ella encabeza la intención de voto para las elecciones presidenciales de 2010 en Colombia, en caso de ser candidata. El estudio de opinión, realizado por el Centro Nacional de Consultoría, indica que Betancourt sería apoyada por el 31% de los electores siempre y cuando Uribe no se presente a una nueva reelección.En ese caso, el actual mandatario contaría con un apoyo del 72 por ciento.

a Crìtica de la Argentina – Edición Sabado 8 de julio de 2008

Facebooktwittermail