El enigma de las FARC sin Marulanda

Por Sebastián Sigifredo – SSNN

04/06/08. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han sufrido una serie de duros reveses en los últimos meses tras la muerte de Raúl Reyes y el reciente fallecimiento de Manuel Marulanda que fortalecieron la posición del Gobierno de Álvaro Uribe. Sin embargo, los rebeldes dijeron que no modificarán su accionar ante el escepticismo de la prensa internacional sobre un conflicto que arrastra 44 años de existencia.

El conflicto colombiano impacta en España a través de las revelaciones de El País. De acuerdo a las autoridades colombianas, las FARC planeaban atentar en Madrid. La información habría sido hallada en el ordenador del abatido jefe rebelde Raúl Reyes.  A través de un correo electrónico, «el máximo jefe de las FARC, Alfonso Cano, señala que se debe ‘elaborar el proyecto’ de hacer un atentado en Madrid, concretamente contra personalidades colombianas en la capital española».

En otro de los correos interceptados «Cano reconoce que la muerte de los 11 diputados del departamento colombiano de Valle del Cauca (suroeste) el pasado 18 de junio se debió a un error de la guardia de los secuestrados que confundió a otra unidad de las FARC con tropas de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN)». Fruto de la confusión, la guardia ejecutó a 11 de los 12 parlamentarios porque pensaba que el Ejército los atacaba, explica el diario español.

En tanto, el grupo rebelde aseguró en un comunicado que el deceso del Manuel Marulanda no alterará su estrategia política. «Nuestras propuestas alrededor de los acuerdos humanitarios y las salidas políticas continúan vigentes tal cual lo hemos reiterado en múltiples ocasiones», detalló en una pagina de Internet. El País enfatiza, la posición intransigente de las FARC: «La muerte de Manuel Marulanda no cambia en nada los temas referentes al proceso de paz y la liberación de los secuestrados».

En Colombia causa revuelo la recompensa ofrecida por el Gobierno de Álvaro Uribe para localizar el cuerpo de ‘Tirofijo’. El Espectador destaca las declaraciones efectuadas por el comandante del Ejercito, general Mario Montoya: «Aquí pagamos por informaciones desde cien mil pesos hasta cinco mil millones de pesos -unos 2 millones de dólares-. Nos movemos en esa franja (…) Lo cierto es que si una persona e incluso un guerrillero que se desmovilice nos entrega esa información se va a ganar esa plata», puntualizó.

El pago de la recompensa, dice El Espectador, «será proporcional a la precisión de los datos» suministrados. Con este mecanismo el gobierno colombiano pretende despejar cualquier interrogante respecto a la causa que provocó el deceso de Marulanda. «Sería importantísimo para nosotros hacer un reconocimiento a ese cadáver», dijo Montoya.

Aunque se realizaron todo tipo de bombardeos en la zona donde se encontraba Marulanda, nadie ajeno a las FARC ha podido confirmar si el fallecimiento del líder se debió a una muerte natural -cómo señalan los rebeldes- o fue el resultado de las incursiones militares del Ejercito. «Sólo sería posible aclarar esa situación con la autopsia del cuerpo del guerrillero», subraya el matutino de Bogotá.

¿La paz o la guerra?

Desde Miami, EE.UU., Diario de las Américas aborda el delicado presente de la organización rebelde. Con tono premonitorio titula «Las FARC al borde del abismo» para luego plantear tres escenarios posibles para la guerrilla más grande de Colombia.

Una alternativa es que la conducción de Alfonso Cano encuentre resistencia en algunos bloques de las FARC y se produzca una fractura: «Marulanda era el líder indudable que podía mantener unidas las fracciones del grupo, que se enfrentaban con frecuencia por la estrategia política y militar». Otra posibilidad es que Cano decida «reducir las violaciones a los derechos humanos por parte de la guerrilla, y, finalmente, buscar negociaciones de paz con el gobierno», añade el diario norteamericano.

Pero si el nuevo líder se siente vulnerable «podría ordenar una serie de ataques para reafirmar su autoridad», según el analista Adam Isacson del Centro para la Política Internacional , con sede en Washington.

Cesar Gaviria, líder del Polo Democrático, estuvo de visita en Buenos Aires en el marco de una gira por los países de la región y se entrevistó con la presidente Cristina Fernández de Kirchner. El ex candidato a presidente colombiano habló con Página/12 sobre el conflicto en su país y aseveró que la posibilidad de un acuerdo humanitario en el corto plazo es exigua.

«Todavía la liberación de los rehenes está muy lejana. A no ser que Cano, como parte de su estrategia y para mostrar un gesto de cambio de línea, libere unilateralmente a algunos rehenes», expresó Gaviria, principal referente de la oposición de izquierda en Colombia.

Gaviria cree que es el momento indicado para que el presidente Uribe explore la vía política considerando el perfil más moderado que se le atribuye a Cano. No obstante, piensa que se viene una arremetida belicista mayor contra las FARC. «Conozco el razonamiento del presidente y ahora él debe estar pensando que el fin de la guerrilla por la vía de la guerra está mucho más próximo».

También opinó sobre los ordenadores de Raúl Reyes y la polémica en torno a la investigación de INTERPOL (Policía Internacional) que certificó su autenticidad. «La computadoras quedaron en manos del gobierno por más de un mes. Y las computadoras fueron abiertas. La INTERPOL concluyó que las PC son de Reyes, pero habrá que determinar si la información que está allí corresponde a la realidad», consideró.

Facebooktwittermail