Siria reclama a Israel territorios usurpados en 1967

Jerusalén, 04/06/08 (AFP) Lograr la paz con Siria se ve como una opción lejana en Israel después de que el presidente sirio, Bashar Al Assad, pidió hoy al Estado judío devolver a su Gobierno todas las tierras capturadas en 1967, desde la ciudad de Tiberías hasta los Altos del Golán.

«En esta etapa no estamos hablando (con Israel) sobre algo más. Lo que está en la agenda es el retorno de toda la tierra. En el futuro trataremos temas como las fuentes de agua y otros asuntos», dijo hoy Assad a la prensa en una visita a Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

Israel ocupó los Altos del Golán en la guerra de 1967, un punto estratégico de valor geográfico y militar que anexó en 1981 sin el apoyo de la comunidad internacional.

Al Assad agregó que las negociaciones indirectas entre Siria e Israel podrán ser directas en el futuro, pero esa opción se ve lejana en Israel después de las declaraciones del ministro israelí de Transporte y ex ministro de Defensa, Shaul Mofaz, quien dijo hoy en un viaje por los Altos del Golán que «la distancia entre hablar y renunciar a algo es extensa». Mofaz destacó la importancia de las conversaciones con Siria pero advirtió que entregarle el territorio a ese país le podría permitir a Irán ubicar sus artefactos militares en toda la frontera con Israel debido a las estrechas relaciones que existen entre Irán y el Gobierno de Damasco.

Y agregó que Israel no firmará un acuerdo con Siria hasta que «estemos convencidos que Siria realmente quiere la paz», y hasta entonces, «el Golán permanecerá en Israel».

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, dijo hoy en Roma que Israel dejará de existir con o sin la intervención de Irán, un hecho que preocupa a Israel así como las estrechas relaciones entre Damasco y Teherán.

Lasa últimas conversaciones entre Israel y Siria se efectuaron en el año 2000 pero se rompieron ante la falta de un acuerdo respecto al lago Kineret que Siria reclama y que Israel se negó a entregar debido a que éste es su principal fuente de agua dulce. Siria desvió el curso de los ríos Hasbani y Banias en 1964 y privó a Israel de las principales fuentes de agua dulce.

Facebooktwittermail